Hacer y creer

¿Hago las cosas porque siempre se han hecho así o las hago porque realmente creo en ellas?

No se puede elegir blanco o negro para esta pregunta. Creo que es un mix, evidentemente muchas de las cosas que llevo haciendo durante toda mi vida las he adquirido dentro de una rutina y por muy tediosas que sean, creo firmemente en ellas.

No hace mucho, tenia un debate muy divertido con mis compañeros de trabajo sobre las tareas domésticas. Yo les hice saber que me gustaba tener todo muy limpio y ordenado, para mi la suciedad y el desorden gratuitos me alteran y me desconcierta, luego invierto mucho tiempo en tener mi casa como a mi me gusta. Todos ellos alucinaron con la cantidad de veces que ordeno mi armario al año, o la cantidad de veces que limpio el baño o la nevera. Haciendo honor a la verdad no es que disfrute, y a veces me da mucha pereza, pero es algo que tengo que hacer porque si no lo hago me enfado conmigo misma.

Pues bien en este marco he de decir que no siempre me gusta lo que hago pero si creo en todo aquello que hago que se que me aporta. Si que es verdad que de un tiempo a esta parte he dejado de hacer cosas que no me aportan nada. Y entre esas cosas esta dejar de relacionarme con ciertas personas que no me aportan nada.

Debido a esto me he quedado bastante sola, pero la angustia de tener que procesar ciertas cosas me minan el alma luego aquí si que he dejado de hacer cosas que se suponen que tengo que hacer y ya no las hago porque no creo en ellas.

De hecho ahora actúo más por el sentir de mi corazón que por la inercia.

Dentro de unos límites, esta desazón viene provocada por mi sentir. Demasiado poético pero es así.

to-do

Anuncios