De cuando miras a la luna

En mi familia siempre hemos estado pendientes de la luna. Por muchos motivos. Algunos porque alumbra durante la noche y sirve de guia a aquellos que surcan el cielo. Otros porque hace crecer las plantas y los frutos. Y a otros porque perciben las emociones de otros y pueden ver los comportamientos más primitivos de los seres humanos.

A mi siempre me afectó la luna, sobre todo cuando esta llena.
No siempre es para bien ni tampoco es siempre para mal. Cuando es para bien puedo sentir la energía positiva que desprenden las personas, ella atrae lo mejor de cada una de ellas y la proyecta en otras que necesitan un empujoncito.
Hay otras ocasiones que hace sentirme triste y nostalgica. Pero no se lo reprocho. Es porque necesito parar, y pensar en mis emociones, madurar y analizar por qué estoy así y que puedo cambiar para ser mejor.

Esta imagen es mía

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s